El problema de las drogas incide profundamente en la vulnerabilidad social, ayuda a profundizar desigualdades e inequidades, obstaculiza el desarrollo de personas y comunidades, empeora la salud pública y contribuye a la inseguridad ciudadana. Esta realidad, requiere de un abordaje desde una mirada integral, con un enfoque desde la salud pública, la consideración de los derechos humanos y el reconocimiento del contexto en el cual estas conductas se expresan.

El uso de tabaco, alcohol y otras drogas constituye uno de los principales problemas del país. El daño que provocan estas sustancias en los individuos que devienen en consumidores problemáticos, en sus familias y en la comunidad ha sido un motivo de atención y preocupación que ha fundamentado las políticas públicas llevadas a cabo en nuestro país.

Abordar este problema implica reconocer y asumir que las personas pueden transformar sus prácticas, correr menos riesgos, tener menores daños e integrarse a la vida social y productiva, para lo cual, es necesario que como Estado, a través del SENDA se diseñe y ejecuten políticas públicas pertinentes en materia de prevención.

De acuerdo a lo anterior, el Área Técnica de Prevención de SENDA impulsa, implementa y monitorea estrategias tanto de prevención universal como de prevención selectiva e indicada, en coordinación intersectorial, basados en evidencia científica, y con criterios de calidad a través de diversas modalidades y en distintos espacios y/o ámbitos del desarrollo de las personas, tales como espacios educacionales, laborales y comunitarios.

Las estrategias preventivas impulsadas en los distintos espacios-ámbitos poseen una perspectiva integral que comprende la Prevención de drogas lícitas e ilícitas como una serie de procesos orientados a mejorar la calidad de vida de las personas. Esto supone poner el foco de las intervenciones tanto en los recursos de las personas y las comunidades, como en su capacidad para la promoción, generación y fortalecimiento de una cultura preventiva, tendiente al sostenimiento de una vida saludable y del bienestar colectivo.

 

Principios que orientan los Programas de Prevención de SENDA:

  • El objetivo principal de la prevención es ayudar a las personas, evitar o retrasar la iniciación en el uso de drogas o evitar el desarrollo de desórdenes asociados al consumo. Todo programa debe apuntar a alguno de estos objetivos e inscribirse dentro del objetivo mayor de fomentar el desarrollo sano y seguro de niños y jóvenes.
  • Los programas preventivos deben apuntar a fomentar factores protectores y disminuir factores de riesgo. Los factores protectores y de riesgo varían en las diferentes etapas de la vida de una persona.
  • La prevención debe ser uno de los componentes principales de un sistema centrado en la salud para abordar el tema de las drogas. No existen intervenciones preventivas efectivas que se desarrollen o implementen de manera aislada, siempre deben ser parte de un sistema mayor, que responda también a temas de control y reducción de oferta, tratamiento y prevención de consecuencias sociales y de salud asociadas al uso de drogas (reducción de daños).
  • Un sistema preventivo efectivo debe abordar la prevención del uso de drogas lícitas, como tabaco y alcohol, e ilícitas.
  • Debe existir coordinación entre los múltiples sectores y niveles involucrados.
  • Debe existir entrenamiento para quienes hacen las políticas públicas y quienes implementan los programas.
  • Debe apoyar a niños y jóvenes a lo largo de su desarrollo y, sobre todo, en etapas de transición críticas en las que están más vulnerables.
  • Deben apuntar a la población general, pero también apoyar a grupos e individuos en riesgo.
  • Debe abordar tanto factores individuales como ambientales.
  • Debe alcanzar a la población a través de diferentes contextos (familias, escuelas, comunidades, lugares de trabajo, lugares de recreación, medios, etc.)
  • Debe establecer claramente los roles y responsabilidades de todos los actores involucrados.

Definiciones:

  • Se entiende por Prevención Universal aquellas estrategias* dirigidas a toda la población, desde los Determinantes Sociales de la Salud, orientadas al desarrollo de culturas preventivas para evitar el consumo de drogas y alcohol y/o retrasar la edad de inicio de éste.
  • La Prevención Selectiva se refiere a estrategias* dirigidas a personas, grupos, comunidades y/o sectores de la población, tendientes a evitar el consumo y el consumo de riesgo de drogas y alcohol, atendiendo a la confluencia de condiciones y/o factores de riesgo específicos que estos presentan en función de los Determinantes Sociales de la Salud.
  • La Prevención Indicada se refiere a estrategias * dirigidas a personas que presentan un alta confluencia de condiciones o factores de riesgo, atendiendo a sus condiciones particulares de vulnerabilidad desde un enfoque de Determinantes Sociales de la Salud para evitar el consumo de riesgo de drogas y alcohol, o la cronificación de éste.

*Se entenderá por estrategias al conjunto de acciones preventivas articuladas, coordinadas y sustentables.

 

Red de Enlaces